Nueva protesta por la falta de personal en las Bibliotecas públicas y los servicios bibliotecarios en Albacete

    Albacete, 9 de julio 2018. La Junta de Personal Funcionario de la JCCM en Albacete se ha vuelto a concentrar esta mañana a las puertas de la biblioteca pública del Estado San José de Calasanz para denunciar la pérdida de 8 plazas y exigir a la Administración Autonómica más personal en las bibliotecas de Albacete.

    09/07/2018.
    Concentración Junta Personal de Albacete

    Concentración Junta Personal de Albacete

    Esta nueva protesta pone en evidencia la complicada situación de las bibliotecas municipales, en el caso concreto de la biblioteca pública del estado de Albacete, cuya gestión corresponde a la Junta de Comunidades, se han amortizado o desdotado en los últimos cinco años 8 plazas del total de la plantilla, lo que equivale a un turno completo de atención directa a la ciudadanía y supone una pérdida del 32% de la plantilla, que ha pasado de 25 a 17 trabajadores.

    Carmen Juste, presidenta de la Junta de Personal Funcionario de la JCCM en Albacete, ha subrayado la importancia de las bibliotecas como lugar de encuentro para niños, familias, estudiantes, asociaciones, clubes de lectura y otros colectivos, lo que constituye, sin duda, una fuente de convivencia y de progreso. Las bibliotecas deben ser espacios para fomentar valores como el respeto a la diversidad y el diálogo intercultural, la libertad de expresión, la dignidad humana, la solidaridad y la tolerancia, todos ellos esenciales para una sociedad desarrollada y que mira hacia el futuro.

    Juste ha exigido valorar la situación de las bibliotecas públicas, y dotar de personal suficiente a los distintos servicios de la Administración Autonómica, especialmente a los que más lo necesitan y darles la importancia que tienen para la ciudadanía”.

    “Queremos dejar claro que es el momento de recuperar servicios públicos; pedimos responsabilidades a la Junta de Comunidades; vamos a seguir luchando y peleando por los servicios públicos de mayor calidad”.

    “Es fundamental mejorar la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos y las ciudadanas que se dirigen a la biblioteca para que puedan acceder en las mejores condiciones a la cultura, formación y la información, siendo éste un servicio fundamental para construir un sociedad informada y participativa”.

    Los distintos representantes de la Junta de Personal han denunciado esta situación y han hecho un llamamiento a la Administración Autonómica para que dote de las plazas suficientes a este servicio y apueste, de nuevo, por una red de bibliotecas mejor dotadas de personal, que respondan a las necesidades de la ciudadanía, con los recursos suficientes para prestar un servicio público de la mayor calidad.

    María Ángeles Merino Serrano, representante de la Junta de Personal ha denunciado esta situación que cada día se hace más insostenible, y ha instado a la Administración a tomar cartas en el asunto para que las bibliotecas vayan recuperando de nuevo el personal necesario para ofrecer un servicio de calidad, puesto que la falta de personal hace difícil el cumplimiento de la función que tienen para la sociedad.

    Merino ha destacado que esta biblioteca es una de las más afectadas por los recortes de personal que amenazan con deteriorar un servicio público como éste, que se mantiene gracias a la voluntad de los funcionarios y funcionarias de la biblioteca, que han asumido progresivamente una mayor carga de trabajo, desempeñando, en ocasiones, tareas que no se corresponden con las funciones propias de cada categoría y a pesar de la falta de perspectivas de mejora profesional.

    María Antonia Sanabria, integrante de uno de los clubes de lectura se ha sumado a la concentración para reivindicar un servicio público de calidad que utilizan a diario y que tiene un importante papel social.

    Sanabria, visiblemente emocionada ha defendido la lucha por las bibliotecas públicas de calidad “Mi vida y profesión han estado ligadas a los libros; las bibliotecas son hospitales del alma y si vamos a luchar contra los hospitales del alma, yo siento una enorme tristeza en este momento; sin las bibliotecas la cultura no estaría al alcance de todos, las bibliotecas son hospitales del alma, no quiero que falte cura para el alma”.

    En la Biblioteca Pública del Estado en Albacete actualmente hay 5 puntos de atención directa a la ciudadanía, atendidos con 10 personas en dos turnos, produciéndose la situaciones más graves en Albacete y Guadalajara, precisamente las que tienen más préstamos y más usuarios.

    Por su parte, Carmen Ramírez, secretaria de la Junta de Personal, ha reiterado la situación de la carencia de plazas y ha pedido la urgente y necesaria cobertura para ofrecer un servicio de mayor calidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.