CCOO insta a Felpeto a visitar el colegio de Educación Especial ‘Virgen del Amparo’ de Guadalajara “para que vea y valore con sus propios ojos la situación en la que se encuentra”

    Guadalajara, 8 de octubre de 2018. La Federación de Enseñanza de CCOO-Guadalajara ha instado al consejero de Educación, Ángel Felpeto, a “visitar cuanto antes el único centro público de educación especial de la provincia de Guadalajara, el CEE Virgen del Amparo, para que vea con sus propios ojos la situación de abandono en la que se encuentra”

    08/10/2018.
    Colegio de educación especial Virgen del Amparo

    Colegio de educación especial Virgen del Amparo

    “Hace ya doce años, en 2006, redactamos y remitimos a las administraciones local y regional un informe describiendo las deficiencias y necesidades del centro, que no han hecho sino agravarse desde entonces”, denuncia Susana Fernández, secretaria general de CCOO-Enseñanza en Guadalajara.

    “Más recientemente, en noviembre del año pasado, denunciamos ante la Inspección de Trabajo y comunicamos a las direcciones provinciales de Educación y de Bienestar Social y al Ayuntamiento de Guadalajara, el deterioro y abandono en que se encuentran el interior y exterior del Centro y la carencia de medios materiales y de equipos de trabajo necesarios para el desarrollo seguro y adecuado de la actividad de los profesionales que atienden al alumnado del centro, 107 niñas y niños con necesidades educativas especiales”

    “De esta comunicación recibimos contestación por parte del Ayuntamiento y Bienestar Social de Guadalajara.

    “El Ayuntamiento nos remitió a la Junta de Comunidades, señalando que el municipio no tiene ninguna competencia sobre la actividad de forma segura y adecuada, ni sobre los recursos necesarios para el desarrollo de las tareas que realizan los trabajadores.”

    El Ayuntamiento sí admitía compartir con el Gobierno regional las competencias en la conservación y el mantenimiento del edificio; por lo que nos solicitó que concretáramos la situación de abandono y falta de cuidado del exterior. Les remitimos abundante documentación gráfica, pero no han vuelto a respondernos”

    Por su parte, Bienestar Social nos contestó indicándonos que carece de competencias sobre el CEE y anunciándonos que le haría llegar nuestro escrito a la dirección provincial de Educación Cultura y Deportes -a la que nosotros mismos ya se lo habíamos remitido.

    Tras solicitar información de actuaciones, el pasado 9 de julio 2018 recibimos comunicado de esta dirección provincial anunciando que había autorizado la instalación de un ascensor y la dotación de una camilla hidráulica, dos de las muchas carencias del centro que habíamos denunciado y que a día de hoy siguen sin instalarse.

    Educación añadía que ha impartido formación en riesgos laborales y riesgos ergonómicos a los trabajadores del centro, aunque de poco sirve si tienen que levantar las camillas a pulso, afrontar rampas con una inclinación exagerada, cuidar con mil ojos y mil brazos a los niños porque en el centro falta personal, las bajas no se cubren y las necesidades de los chavales, para comer, lavarse, ir al servicio, o desplazarse se multiplican y se agravan por las deficiencias del colegio.

    La situación se está convirtiendo en insostenible, y así lo puesto de manifiesto una madre en una escalofriante carta que ha publicado en su perfil de Facebook; y cuya pesadumbre e indignación por la situación de abandono del CEE Virgen del Amparo, su tristeza y su desolación por la desatención de la Administración a su hija y los compañeros y compañeras de su hija, nos han estremecido a todos.

    “Es del todo inaceptable seguir como si nada. La dejadez y la apatía del Gobierno Regional por la situación del personal laboral en los centros educativos es lamentablemente conocida y reconocida, no hay más que fijarse en los datos de vacantes y bajas sin cubrir. Pero cuando la desidia de la administración llega a dañar el servicio que se presta directamente a niños y niñas con necesidades educativas especiales, se incurre en indignidad o en algo peor”

    “La Consejería de Educación lleva muchos años mirando para otro lado cada vez que le hemos presentado un escrito, una reclamación o un informe sobre la situación del CEE Virgen del Amparo. No es aceptable; es abandono del deber y dejación de responsabilidad, y precisamente con quien más lo precisan, los niños y niñas con necesidades especiales.”

    “Pedimos al señor consejero de Educación que visite el Centro cuanto antes. Que vea y valore con sus propios ojos, y no con los de sus asesores, la situación del Virgen del Amparo, del centro y de la comunidad de profesionales y de alumnos. Que compruebe él mismo el fundamento las demandas que venimos planteando desde hace años y del grito indignado, dramático y justo, de las madres y padres. Porque el tiempo de las palabras bonitas y de las promesas ya pasó y lo que toca con urgencia son los hechos, ponerse manos a la obra.”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.