El TSJ CLM anula la revocación de dos delegadas sindicales de CCOO en Dornier, antigua adjudicataria de la ORA de Toledo, y las repone en su mandato representativo

    Toledo, 21 de noviembre de 2018. La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de CLM ha anulado la revocación de dos delegadas sindicales de CCOO en la empresa adjudicataria de la ORA de Toledo y, en consecuencia, las repone en sus mandatos representativos.

    21/11/2018.

    Las dos delegadas, elegidas en mayo de 2014, fueron revocadas por decisión mayoritaria de la asamblea de trabajadores celebrada el 23 de junio de 2016 a instancias de los otros tres miembros del comité de empresa (dos del CSIF y uno de UGT).

    Estos dos sindicatos no habían respaldado, sino todo lo contrario, la legítima petición que las delegadas de CCOO habían trasladado formalmente a Dornier, concesionaria entonces la ORA de Toledo, para abrir la negociación del convenio colectivo de la empresa, que llevaba caducado desde el 31 de diciembre de 2014 -y que aún sigue sin renovarse, manteniendo la plantilla los salarios congelados desde aquella fecha.

    La sentencia del TSJ CLM, que anula una anterior del juzgado de lo Social de Toledo y contra la que cabe recurso de casación ante el Supremo, recuerda que el Estatuto de los Trabajadores (ET) solo permite la revocación de los delegados de personal y miembros de comités de empresa “mediante asamblea convocada al efecto y por mayoría absoluta”, pero además añade que “esta revocación no podrá efectuarse durante la tramitación de un convenio colectivo.”

    La sala de lo Social del TSJ CLM subraya que este precepto deja “clara la voluntad del legislador de proteger la libre participación de los trabajadores en la representación de los intereses colectivos (…) sin duda dificultosa, en cuanto que suele comportar un enfrentamiento de intereses”. Por ello “se establece una especial garantía para evitar que, o bien por meros enfrentamientos sindicales, o por intromisión directa o indirecta de la empresa, se intente desbaratar ese cauce de representatividad, negociación y conflicto, especialmente en los aledaños de la negociación de un acuerdo colectivo”

    El TSJ CLM recalca que la “prohibición de la revocación en momentos y situaciones sensibles” es plenamente aplicable al caso de las dos delegadas de CCOO, que fueron revocadas después de haber solicitado formalmente la apertura del proceso de negociación del convenio colectivo, mediante escrito dirigido a la dirección de Dornier el 22 de noviembre de 2015.

    El hecho de que la mesa de negociación siguiera sin constituirse en el momento de la revocación de las delegadas -incumpliendo el plazo de un mes desde la solicitud formal que establece el ET- “no puede interferir en la extensión y alcance de dicha protección especial”

    CCOO valora esta sentencia, "que muestra el respaldo de la ley y de la Justicia a las representantes de CCOO en la empresa, que fueron revocadas por hacer lo que debían: exigir el cumplimiento del convenio colectivo y querer negociarlo, porque llevaba ya año y medio caducado”, ha indicado Enrique Clavero, secretario general de la FSC-CCOO de Toledo.

    Además, tal y como se recoge en los hechos probados de la sentencia, las delegadas sindicales de CCOO habían denunciado a lo largo de su mandato otras situaciones irregulares que se venían produciendo en Dornier en materia de salud laboral, de modificación sustancial de condiciones de trabajo y de acoso laboral.

    Por ello, el secretario general de CCOO-Toledo, José Luis Arroyo, ha señalado que “Dornier estuvo muy interesada en acabar con la presencia de CCOO”, ha cuestionado “la persecución a la labor sindical de nuestras delegadas en esa empresa”, y ha avanzado que “ahora, vamos a exigir a Dornier que indemnice la vulneración de derechos sindicales”

    Por su parte, Pilar García de los Reyes, una de las delegadas repuestas en su representación por la sentencia del TSJ CLM, ha señalado que “siempre luché por los derechos de los trabajadores y por eso mismo fui revocada.”

    “Estos dos años han sido muy duros, sufrí acoso por parte de algún superior y de algunos trabajadores que recibían trato de favor, me abrieron expedientes por sanciones muy graves que fueron recurridos y que la empresa dejó sin efecto, pude experimentar el vacío que se me hacía por parte de compañeros ya que había ordenes expresas por parte de la empresa para que no hablaran conmigo bajo amenaza de ser sancionados…”

    “Cuando decidí activar el protocolo por acoso laboral, supe desde el primer momento que debería ser fuerte y afrontar con entereza todo lo que vendría después. Siempre confié y tuve el apoyo de mi sindicato y agradezco mucho el trabajo del equipo jurídico. Y lo primero que quiero es dar las gracias a un grupo de compañeros que han estado junto a mí en todo momento, me he sentido arropada y me han animado a volver a presentarme” a las próximas elecciones sindicales en la concesionaria de la ORA, que ya no es Dornier sino EYSA.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.