CCOO CLM reclama dignificar las condiciones laborales y salariales de las personas con discapacidad y homologarlas con las del resto de trabajadores y trabajadoras

    Toledo, 2 de diciembre de 2018. Desde 1992, cada 3 de diciembre se celebra mundialmente el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. La población mundial cuenta actualmente con más de siete mil millones de personas. Más de mil millones (aproximadamente el 15%) viven con algún tipo de discapacidad, la mayor parte en los países en vías de desarrollo. El empleo digno está reconocido en las declaraciones de derechos para todas las personas, independientemente de sus capacidades. En la práctica diaria también debe estarlo. Por eso, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, CCOO reclama que se pongan todas las medidas necesarias para que los trabajadores y trabajadoras con discapacidad tengan los mismos derechos e iguales oportunidades.

    03/12/2018.
    Día Internacional de las Personas con Dispacidad

    Día Internacional de las Personas con Dispacidad

    Los Estados, y España entre ellos, están obligados por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas a garantizar y promover la plena realización de todos los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales de las personas con discapacidad. Entre ellos, la protección y promoción de la persona en cuanto miembro de la sociedad, el derecho a la educación, el derecho a la salud y el derecho al trabajo.

    Los indicadores económicos que hacen referencia a los beneficios empresariales o al reparto de dividendos dan muestras de recuperación y de mejora, pero, como venimos denunciando desde CCOO Castilla-La Mancha, no ocurre lo mismo con los indicadores que afectan a las personas.

    Los indicadores del empleo evolucionan con el lastre de la precariedad, modernizada en términos, pero precariedad pura y dura, denuncia la secretaria de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª Ángeles Castellanos.

    Las personas con discapacidad no son ajenas a esta evolución, al contrario, se enfrentan a más dificultades para acceder a un empleo digno o para mantenerlo en los casos de discapacidad sobrevenida.

    En este sentido el Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2019-2020 aprobado por el Gobierno en julio, señala que “la vigilancia del cumplimento de la integración laboral de las personas con discapacidad es un ámbito de actuación preferente y constante dentro de la actuación de la Inspección de Trabajo” y en su medida 32 establece “controlar especialmente los posibles supuestos de utilización fraudulenta de los centros especiales de empleo”

    Sin duda tras esta preocupación está la constatación de la falta de integración laboral de las personas con discapacidad y la sospecha de posibles supuestos de utilización fraudulenta de los centros especiales de empleo

    Y ¿cuál es la realidad del empleo de las personas con discapacidad en la región?

    En Castilla-La Mancha, según la Encuesta del Empleo de las Personas con Discapacidad, hay 89.600 personas con discapacidad oficialmente reconocida con edades entre los 16 y los 64 años. La prevalencia de la discapacidad es del 6,9% sobre el total de la población en edad de trabajar, señala Castellanos.

    Si analizamos su relación con la actividad, sólo están activas 38.800 (ocupadas +paradas) lo que supone un 46,3% del total de personas con discapacidad en edad de trabajar.

    El porcentaje de activas alcanza el 76,1% entre las personas sin discapacidad.

    Este dato ya es demoledor, la mayor parte de las personas con discapacidad permanecen en la inactividad con todas las consecuencias negativas que ello supone para tener vidas plenas e independientes.

    En 2017 se registraron 15.011 contratos de personas con discapacidad, el 1,66 % respecto al total de contratos registrados (recordemos que la prevalencia de la discapacidad es del 6,9%)

    Del total de contratos 9.627 han sido de hombres y 5.384 de mujeres.

    El tipo de discapacidad con más contratos es la discapacidad física con 7.089 contrataciones.

    Al igual que ocurre con los datos de contratación general, el sector con más contratos registrados es el de Servicios con 11.462

    El número de personas con discapacidades inscritas como paradas alcanzó en 2017 las 7.583, 4.351 mujeres y 3.232 hombres y por edades 4.011 tenían más de 45 años

    La insuficiencia de fuentes estadísticas sobre la realidad de las personas con discapacidad nos impide profundizar más y si una realidad se desconoce en profundidad difícilmente se puede actuar de forma eficaz sobre ella.

    El Informe sobre la aplicación de la Estrategia Española sobre Discapacidad 2014-2020 señala que “se han encontrado dificultades para identificar fuentes para contrastar el cumplimiento de determinadas medidas que resultan difíciles de concretar, dada su redacción poco precisa”. En este punto, CCOO Castilla-La Mancha reclamamos más información para poder implementar políticas y medidas eficaces y para poder evaluarlas.

    Una novedad puntual en este sentido ha sido el informe de Impacto del borrador de Ley de Garantía de Ingresos y Garantías Ciudadanas en hogares con personas con discapacidad.

    Gracias a este informe sabemos que en Castilla-La Mancha hay 84.229 hogares en los que convive alguna persona con distintos grados de discapacidad, lo que significa el 10,8% de todos los hogares.

    También nos permite saber que hay 13.917 hogares con personas con discapacidad que además tienen “ingresos bajos” (16,5% del total de los hogares con discapacidad)

    Ahora bien, si nos fijamos únicamente en las personas cuyo grado de discapacidad es igual o mayor del 65%, sí observamos un aumento del porcentaje de hogares que tienen ingresos bajos. En concreto de los 33.825 hogares en esta situación, el 20,9% tienen ingresos bajos, cuatro puntos por encima de la incidencia de los bajos ingresos en el conjunto de todos los hogares de la región.

    Sin duda la alta tasa de inactividad de las personas con discapacidad tiene mucho que ver con los bajos ingresos de sus hogares.

    Es por ello que CCOO Castilla-La Mancha exige que el derecho al trabajo de las personas con discapacidad no solo sea teórico, y recuerda que se debe asegurar a los trabajadores y trabajadoras con diversidad funcional la aplicación real de medidas suficientes para salir de una espiral de precariedad que tiende a cronificarse, incluso en los ámbitos donde la protección debería ser mayor.

    Para combatir esta precariedad CCOO Castilla-La Mancha considera fundamental:

    • Velar por el estricto cumplimiento de las cuotas de reserva, reforzando la vigilancia por parte de las Administraciones.

    • Dignificar las condiciones laborales y salariales y homologarlas con las del resto de trabajadores y trabajadoras.

    • Perseguir el abuso de la contratación temporal.

    • Introducir criterios sociales de contratación con la Administración pública que favorezcan la inserción laboral con condiciones dignas de las personas con discapacidad

    • Incentivar la contratación de personas con discapacidad.

    • Favorecer la conversión de contratos temporales en indefinidos.

    • Garantizar el acceso de las personas con discapacidad a la formación a lo largo de la vida.

    • Garantizar los ajustes razonables necesarios para adaptar los puestos de trabajo y las medidas preventivas para evitar daños a la salud y accidentes laborales.

    • Mejorar las fuentes estadísticas que permitan estudiar todos los aspectos relacionados con el trabajo de las personas con discapacidad, incluidas aquellas con discapacidad sobrevenida. Porque la diversidad no debe ser sinónimo de precariedad. Es el momento de revertir esta situación y garantizar un empleo digno a todas las personas, concluye Castellanos.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.