CCOO CLM advierte de diferencias abismales en los salarios en nuestro país en función de la edad, sexo, sector y territorio

    Toledo, 28 de diciembre de 2018. CCOO de Castilla-La Mancha señala que existen diferentes factores que determinan el salario como son la edad, el ser hombre o mujer, en qué sector se trabaja o el territorio donde se desarrolla la actividad laboral. Así, existen importantes diferencias como el que el salario medio de una mujer que trabaja en la provincia de Ciudad Real en la agricultura sea de 3.398 euros al año, frente a los 68.059 euros que gana un hombre en el sector financiero en Madrid.

    28/12/2018.
    Salarios por sexo y sector en Castilla-La Mancha

    Salarios por sexo y sector en Castilla-La Mancha

    Según los datos de la Agencia Tributaria, a lo largo de 2017 un total de 844.497 personas con residencia en Castilla-La Mancha percibieron un salario. El montante total de todos los salarios percibidos supera los 14.000 millones de euros, explica la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO CLM, Mª Ángeles Castellanos.

    Otra perspectiva que nos facilita la Agencia Tributaria es la del pagador, así las empresas de la región pagaron a un total de 598.190 personas asalariadas un montante de 9.397 millones de euros en concepto de salarios en todo 2017.

    A la vista de estas cifras la ratio pagador/perceptor es del 70,8% para asalariados y del 66,7% para salarios, es decir, el 33,3% de los salarios de quienes residen en Castilla-La Mancha son pagados por empresas de otras comunidades y el 29,2% de las personas asalariadas lo están en empresas de fuera de la región.

    En la Comunidad de Madrid ocurre lo contrario, pagan a asalariados que no viven en Madrid y se pagan más salarios de los que perciben quienes allí viven.

    Dada la cercanía entre estas dos regiones y a la vista de los datos, en Castilla-La Mancha viven personas asalariadas que trabajan en Madrid y la media de los salarios que perciben es más alta que la de quienes viven y trabajan en la región, señala Castellanos.

    Este efecto frontera tiene especial peso, como es lógico, en las zonas limítrofes con Madrid, sobre todo y como ahora veremos en Guadalajara que presenta en todos los casos y bajo todas las premisas analizadas los niveles salariales más altos.

    Este efecto también se deja notar, pero de forma menos destacada, en la provincia de Toledo, y aunque esta provincia no presenta en ningún caso de los estudiados los salarios más altos, tampoco presenta en ningún caso los más bajos, algo que si ocurre en determinados sectores o grupos de edad en las otras tres provincias (Albacete, Ciudad Real y Cuenca).

    Que el efecto sea menos marcado en Toledo tiene que ver con la dualidad de la provincia entre las zonas cercanas a Madrid y la propia capital y el resto de la provincia en la que existen núcleos de población importantes con niveles salariales más bajos.

    En Guadalajara los pueblos más alejados de Madrid tienen una densidad de población muy baja y su peso en la renta media de la provincia es muy reducido.

    CCOO CLM señala que desde la óptica del perceptor, el salario medio en Castilla-La Mancha es de 16.695 €/año con diferencias destacadas si tenemos en cuenta factores como el sector en el que se trabaja, la edad o el sexo. En este sentido, los más de 8.000 hombres que trabajan en entidades financieras tienen un salario medio de 37.030 euros al año frente a los 4.879€/año que perciben de media las 11.766 mujeres que trabajan en la agricultura o los 6.152€/año que de media perciben 92.419 jóvenes entre los 18 y los 25 años.

    La edad, el sexo, el sector en el que trabajas son factores determinantes en el salario, pero también lo es el territorio, así el salario de los hombres que viven en Madrid y trabajan en el sector financiero alcanza una media de 68.059 €/año.

    Las diferencias territoriales también las encontramos dentro de Castilla-La Mancha, aunque no tan marcadas como acabamos de ver en la comparación con la vecina Comunidad de Madrid.

    Guadalajara con 19.854€ es la provincia con la media de salarios más elevada y ocupa esta posición en todos y cada uno de los sectores.

    No ocurre lo mismo con los salarios más bajos que se encuentran en Cuenca cuando no diferenciamos por sectores (15.383€/año de media), pero en el análisis por sectores el último puesto se lo reparten entre Cuenca (industrias extractivas, construcción, comercio y entidades financieras), Ciudad Real (agricultura; servicios sociales y otros servicios) y Albacete (Industria, información y comunicaciones, servicios a las empresas).

    Al introducir dos factores como provincia y sector nos encontramos brechas interprovinciales muy variadas entre Guadalajara, que como se ha apuntado ocupa los puestos más elevados en todos los sectores, y la provincia en cuestión que presenta los niveles salariales más bajos en cada sector. Destaca especialmente el caso de la agricultura y ganadería, una actividad en la que tan solo se encuentran 2.138 personas asalariadas en Guadalajara pero que alcanzan un salario medio de 12.193€/año frente a los 5.502€/año de media que tienen las 19.959 personas asalariadas en Ciudad Real lo que eleva la brecha hasta el 122%.

    La edad es otro de los factores determinantes en el salario. Quienes tienen entre 18 y 25 años tienen una media anual de 6.152€/año en el conjunto de la región, frente a los 21.324€/año de quienes tienen de 56 a 65años.

    También en este caso, al añadir el factor territorio, Guadalajara es la provincia con la media más alta para cada tramo de edad entre los 18 y los 65 años con salarios medios que se sitúan entre los 7.042€/año y los 25.079€/año. Los más bajos, según el tramo de edad se encuentran en Albacete, Ciudad Real y Cuenca.

    Recordemos que estos datos proceden de la Agencia Tributaria y se corresponden con la realidad declarada, la dura realidad de los bajos salarios en Castilla-La Mancha.

    La EPA nos dice que en la región cada semana se hacen miles de horas extra no pagadas, poner en marcha el control horario efectivo, es una medida fundamental para que los beneficios generados se repartan entre quienes trabajan para generar esos beneficios, remarca Castellanos.

    Sólo la agricultura aporta más de 3.000 millones de euros al PIB regional y no llega a los 400 millones en salarios.

    La mayor parte de las personas asalariadas de la región en 2017 estaban ocupadas en el sector de servicios sociales, sector en el que se incluyen educación, sanidad, servicios sociales y la administración pública. Precisamente este sector es mayoritario para las mujeres y también es en el que encontramos una brecha menor, aunque importante ya que alcanza el 26%, con un salario medio de 21.853€ para ambos sexos, 24.993€ para los hombres y 19.810€ para las mujeres.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.