Nueva condena judicial a Martínez Arroyo por dejar pasar toda la legislatura poniendo en riesgo la seguridad y la salud de los agentes medioambientales

    Toledo, 6 de febrero de 2019. El juzgado de lo Social número 2 de Toledo ha condenado a la consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la JCCM a cumplir de inmediato los requerimientos en materia de Prevención de Riesgos Laborales del colectivo de agentes medioambientales que formuló la Inspección de Trabajo en 2013 y que aún no se han acometido.

    07/02/2019.
    Agentes Medioambientales

    Agentes Medioambientales

    La sentencia, fechada el pasado mes de enero y contra la que cabe recurso de Suplicación ante el TSJ-CLM, da la razón a CCOO y condena textualmente a la consejería “a que, sin más dilaciones que las debidas a la preparación de las actuaciones tendentes a la contratación de los servicios externos que se precisen, proceda al requerimiento formulado por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Toledo el 20 de diciembre de 2013, ejecutando las medidas correctoras que se detallan en el requerimiento”

    Las “medidas correctoras” exigidas hace ya cinco años por la Inspección se refieren a incumplimientos por parte de la consejería de las “disposiciones mínimas de seguridad y salud” que establece la normativa y de las que adolecen los centros de trabajo de los agentes medioambientales y los vehículos en los que pasan buena parte de su jornada laboral; así como carecen de medidas preventivas por su exposición a agentes biológicos y químicos.

    Antes de emitir su sentencia, que responde a la denuncia formulada en 2016 por CCOO por las dilaciones de Agricultura en atender los requerimientos de la Inspección, el magistrado solicitó a la propia Inspección un nuevo informe, fechado en octubre del año pasado, sobre el estado de ejecución por parte de la consejería de las medidas ordenadas en 2013.

    El nuevo informe vuelve a constatar un mínimo y deficiente cumplimiento de aquellos requerimientos. Pese a que en estos cinco años la JCCM sí ha “acometido reformas” en las instalaciones y mejoras en los vehículos, ambas están muy lejos de responder a los requerimientos de la Inspección y a los establecido en la legislación sobre salud laboral y prevención de riesgos.

    Así, según la Inspección, gran parte de los centros de trabajo de los agentes Medioambientales siguen sin reunir los requisitos mínimos de seguridad y salud, carecen de duchas, de vestuarios y/o de taquillas, los aseos no están diferenciados por sexos...

    A este respecto, lo único que la consejería planteó ante el juez en su descargo fue “la necesidad de tener en cuenta las peculiaridades de las funciones de los AAMM, cuyo centro de trabajo es el propio campo”.

    El informe de la inspección de trabajo del pasado mes de octubre también certifica que los vehículos de los agentes medioambientales siguen sin desinfectarse ni limpiarse aún después de transportar animales enfermos muertos o muestras contaminantes; que no tampoco hay registro alguno en el que conste que tienen un mantenimiento adecuado y que se someten a las revisiones periódicas indicadas por el fabricante; y que muchos de los vehículos no reúnen las condiciones necesarias para garantizar la seguridad de los agentes en sus desplazamientos.

    En cuanto al riesgo por exposición tanto a agentes biológicos, tras la recogida y manipulación de cadáveres; como a contaminantes químicos que pueden ser altamente cancerígenos, como los que se producen en los incendios; la Inspección señala que “la consejería no acredita que efectúe en ningún caso el lavado o descontaminación de la ropa de trabajo” y que son los propios AAMM los que “llevan la ropa a sus domicilios para su limpieza.”

    El coordinador del Sector Autonómico de la FSC-CCOO CLM, Ramón González, recuerda que esta es la tercera sentencia condenatoria de la que es objeto la consejería de Agricultura por actuaciones contrarias a los derechos de los Agentes Medioambientales bajo el mandato de Martínez Arroyo; que mantiene además sin atender numerosos requerimientos de la Inspección de Trabajo.

    A esto se suma el rechazo a todas las reivindicaciones de los AAMM, casi todas ellas comprometidas por el PSOE y por el propio Emiliano García Page cuando estaba en la oposición y referidas a la recuperación de los numerosos destrozos causados por Cospedal en el colectivo (empleo destruido, derechos recortados, una Orden de Incendios parcialmente derogada por los Tribunales pero que Martínez Arroyo ha mantenido tal cual), a lo que se añade la negativa al desarrollo de la ley de empleo público en lo referente a la creación del Grupo B.

    “El maltrato permanente de Martínez Arroyo al colectivo de agentes medioambientales resulta tan evidente como injustificable; y tan irresponsable como incomprensible. Más que otra cosa, parece fruto de una manía o fijación personal del consejero que sólo él podría explicar”

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.