CCOO CLM reivindica una nueva Ley regional de Industria y diálogo social para dar un impulso y fortalecer el sector industrial

    Toledo, 26 de febrero de 2019. CCOO de Castilla-La Mancha ha presentado hoy el informe “La industria, una apuesta de futuro” en el que el sindicato analiza la situación del tejido económico y laboral de la región, desde el panorama industrial, y plantea una serie de propuestas dirigidas a conseguir el impulso, fortalecimiento y mejor posicionamiento del sector para competir y crear empleo. Entre estas propuestas una nueva Ley regional de Industria, la creación de un Observatorio de la Industria de Castilla-La Mancha y una Agencia regional de Investigación e Innovación.

    26/02/2019.

    URL | Código para insertar

    Así lo han expuesto hoy en rueda de prensa Paco de la Rosa, secretario general de CCOO CLM, y Ángel León, secretario general de CCOO Industria CLM.

    De la Rosa ha insistido en la necesidad del diálogo social y el entendimiento para que “seamos capaces de buscar instrumentos que vertebren esta tierra”, porque es “muy difícil poder crecer si no hay una íntima complicidad entre el Gobierno, los empresarios, las asociaciones empresariales, los sindicatos y las y los trabajadores”.

    Todos los sectores son importantes, pero hay que “poner un acento especial en un sector como la industria, esencial para el desarrollo de Castilla-La Mancha”, ha afirmado el líder regional de CCOO, quien añade que “por cada puesto de trabajo en la industria, cualificado, estable y bien remunerado, se generan entre tres y cuatro empleos en empresas auxiliares”.

    El 42% de las empresas, -unas 5.000-, que se dedican a una actividad industrial no tienen ningún trabajador. La mitad de las empresas no tendrían la capacidad de ser el motor que mueva esta tierra.

    De la Rosa ha incidido en que hay que aumentar el peso que la industria tiene en nuestra región, hay que situar la industria como una prioridad, avanzando en cantidad y calidad del empleo, porque “apostar por la industria es apostar por el futuro”.

    Por su parte, el secretario general de CCOO Industria CLM ha desglosado los datos que se recogen en el informe, entre ellos que entre 2011 y 2018 Castilla-La Mancha ha perdido población, en concreto 72.510 personas, siendo la segunda comunidad autónoma del país que más población pierde.

    Un total de 129.000 personas trabajan en el sector de la industria en nuestra región, lo que representa el 15,5% de todos los sectores. Del total de personas ocupadas, 95.100 son hombres (73,72%) y 33.900 mujeres (26,28%). Comparado con 2008, hay menos trabajadores en el sector. A partir de 2015 se produce un crecimiento en la ocupación.

    Por provincias, el total de personas ocupadas y el porcentaje que representan en la industria de la región es el siguiente: Albacete (25.000, 19,38%), Ciudad Real (25.100, 19,46%), Cuenca (10.900, 8,44%), Guadalajara (16.500, 12,8%) y Toledo (51.500, 39,92%), ha señalado León, quien añade que la tasa de paro en la industria en la región es del 12,23%.

    En Castilla-La Mancha tenemos 7.566 empresas en el sector industrial, 2.240 menos con respecto a 2008, prácticamente la mitad de las empresas que se han perdido son de la provincia de Toledo. Los datos por provincias son los siguientes: 1.686 centros de trabajo en Albacete (-444 empresas), 1.727 en Ciudad Real (-449), en Cuenca 782 (-246), en Guadalajara 530 (-51) y en Toledo 2.841 (-1.050).

    La industria aporta al PIB un 21,8%, 3,7 puntos por encima de la aportación a nivel nacional, pero el objetivo debe ser aumentar este porcentaje y que la industria tenga un mayor peso en Castilla-La Mancha.

    En cuanto al PIB per cápita por habitante con 19.819 euros estamos muy por debajo de la media nacional (25.064 euros).

    Otro de los indicadores que se analizan en este informe es el coste laboral que en la región en el sector de la industria es de 2.580,13 euros. Con respecto al coste laboral en el país, la diferencia es de 395 euros menos en la región.

    Para Castilla-La Mancha es imprescindible mejorar y consolidar unas bases científicas y tecnológicas sobre las que crecer en economía y en empleo de calidad. La I+D+i debe ser un eje fundamental en la política de cualquier Gobierno para el fortalecimiento del sector productivo. En la región el gasto en I+D+i respecto al PIB en 2017 era del 0,57%, la tercera comunidad con menor gasto (por detrás de Canarias e Islas Baleares). En el país este porcentaje es del 1,20%.

    Con respecto a 2008, ha habido un descenso en la evolución del gasto en I+D+i con respecto al PIB de Castilla-La Mancha, pasando del 0,72% en 2008 al 0,57% en 2017.

    En cuanto a las importaciones y exportaciones, en ambos casos se ha producido un crecimiento.

    En el informe se analiza también la productividad del trabajo que cayó un -1,6% en 2017, ha indicado el secretario general de CCOO Industria CLM, quien explica que la productividad baja en época de crecimiento porque el empleo crece más rápido que el crecimiento del PIB, mientras que la productividad sube en época de recesión porque la caída del empleo es mayor que la caída del PIB.

    CCOO plantea en este informe una batería de propuestas para Castilla-La Mancha, que necesita un plan definido para los próximos años con la finalidad de modificar sus debilidades en el modelo actual de producción, mejorando tanto las infraestructuras físicas como particularmente las tecnológicas para poder competir en una economía globalizada.

    Desde el sindicato trataremos de contribuir al debate y a las posibles alternativas, planteando medidas que aborden los principales problemas como son la dimensión empresarial y la capacidad para competir e internacionalizarse, la innovación y el uso de nuevas tecnologías en los procesos productivos, las necesidades de financiación o la implementación de políticas sectoriales con la participación de los agentes sociales.

    Estos ejes de actuación deben ser la base de un plan industrial que consiga el fortalecimiento del sector y su mejor posicionamiento para competir y crear empleo de calidad, auténtico objetivo de cualquier política de futuro.

    Como elemento impulsor de cualquier plan de reactivación de la industria, sería imprescindible la creación del Observatorio de la Industria de Castilla La Mancha. Este organismo público debería contar con la participación de los agentes económicos y sociales y adquirir vocación de permanencia. Las funciones que se le deberían atribuir serian:

    • Prestar especial atención a los nuevos desarrollos, tecnologías, estándares, regulaciones, y mejores prácticas, con ánimo de enriquecer las reflexiones y el posicionamiento de la industria.
    • Diseñar actuaciones y medidas concretas en la industria para favorecer un desarrollo sostenible y equilibrado de la economía y del empleo de calidad en el conjunto de la región.
    • El diseño y conformación de mesas sectoriales industriales que incidan en la planificación e impulso de sectores estratégicos y en la aportación de cadenas de valor.
    • Evaluación y seguimiento de los resultados de las mismas en todo aquello que exceda del ámbito estrictamente sectorial.

    Uno de los elementos estratégicos es sin duda la creación de una Agencia Regional de Investigación e Innovación. Esta Agencia operaría como dispositivo integrador de todos los planes existentes en las diversos ámbitos gubernamentales agrupándolos en un único Plan Integrado de I+D+I. La integración de todos los frentes de actuación de la política científica y de innovación regional es el camino idóneo para la centralización y canalización de todos los servicios y aspectos relacionados con la I+D+I, convirtiéndose en la principal referencia de acción de toda la investigación e innovación regional. Además, con la creación de este organismo, se permitirá a su vez consolidar el triángulo Sistema Público-Infraestructura-Empresa, pues la Agencia Regional de Investigación e Innovación debería ser una pieza clave en todo ese engranaje triangular del Sistema de Ciencia y garantizaría el adecuado proceso de cooperación y concertación.

    Estas son alguna de las medidas que plantea CCOO. Todas ellas deberían tener cabida en la nueva Ley de industria de CLM, a la que CCOO aportó un documento tras la consulta pública previa al Anteproyecto de Ley de Industria de CLM, el pasado mes de agosto de 2017.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.