CCOO pide al Gobierno regional políticas que faciliten el asentamiento de proyectos industriales en las zonas de CLM más dañadas por la crisis

  • El informe que ha elaborado CCOO Industria, refleja en Castilla-La Mancha una pérdida de población “dramática” de más de 75.000 personas en la última década como consecuencia de la desaparición de hasta 2.500 empresas, algunas de ellas con gran peso en la provincia de Ciudad Real y la comarca de Puertollano.

Puertollano, 21 de marzo de 2019 (Agencias, CCOO). CCOO-Industria ha pedido al Gobierno regional una mayor implicación para facilitar el asentamiento de nuevos proyectos industriales en las zonas más afectadas por la crisis en Castilla-La Mancha; y la aprobación de una nueva Ley de Industria que responda a los retos y necesidades del sector ante el cambio de modelo productivo en un contexto de transición ecológica.

22/03/2019.
Puertollano

Puertollano

Durante la presentación en Puertollano (Ciudad Real) de un informe sobre la industria en Castilla-La Mancha, el secretario provincial de CCOO-Ciudad Real, José Manuel Muñoz; el responsable sindical de Industria, David Vera, y el secretario general de CCOO-Industria en la región, Ángel León, han resaltado que justamente Puertollano y su comarca, y el conjunto de la provincia de Ciudad Real, se han visto especialmente dañadas por la crisis, durante la que sufrieron graves pérdidas en su tejido industrial con el cierre de numerosas empresas y la destrucción de miles de puestos de trabajo, de los que aún faltan por recuperar más de 5.000.

Esta cifra es prácticamente la mitad de todo el empleo industrial perdido en el conjunto de CLM en la crisis y aún no repuesto. Solamente en Puertollano, el cierre de Solaria, Siliceo Solar, Elcogas, Sevillana-Eon y Encasur supuso en gravísimo daño, arrastrando además consigo a otras empresas, medianas y pequeñas. En total, Ciudad Real perdió 2.500 empresas.

Las debilidades del sector industrial en la provincia y en la comunidad autónoma aún pesan más que las fortalezas, por lo que los responsables de CCOO demandan una mayor implicación de las administraciones públicas y de las principales empresas, entre ellas Repsol, como “locomotoras” de la economía.

En este contexto, según han explicado, el informe refleja en Castilla-La Mancha una pérdida de población “dramática” de más de 75.000 personas en la última década como consecuencia de la desaparición de hasta 2.500 empresas, algunas de ellas con gran peso en la provincia de Ciudad Real y la comarca de Puertollano.

También apunta a una tasa de paro por encima de la media nacional, un bajo porcentaje de ocupación y de la incidencia del PIB industrial (el 3,5% del conjunto de España), y una “escasa” apuesta por la I+D+i.

Como fortalezas, el informe plasma unos salarios por encima de la media del resto de sectores y un incremento de las exportaciones que en Castilla-La Mancha han “batido récords” en los últimos ejercicios.

Para CCOO, en Castilla-La Mancha “no existe un modelo productivo definido”, por lo que el sector industrial debe erigirse como una “apuesta de futuro” en una dinámica de “transición ecológica.”

Así, el sindicato ha pedido a las empresas un “plus de responsabilidad ante su capital humano” y estrategias alternativas ante los nuevos retos medioambientales que garanticen la continuidad laboral de los trabajadores.

Además, demanda al Gobierno regional políticas que faciliten el asentamiento de nuevos proyectos industriales en las comarcas más castigadas por la crisis y el impulso de una nueva Ley de Industria adaptada a las necesidades del sector.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.