CCOO reclama un plan industrial estratégico específico para la provincia de Cuenca

    Cuenca, 3 de abril de 2019. Entre 2011 y 2018, la provincia de Cuenca perdió 15.560 habitantes, el 7,72% de su población. Este dato multiplica por más de tres el retroceso demográfico sufrido por el conjunto de CLM el mismo periodo (-2,18%).

    03/04/2019.
    Presentación del informe "Industria en CLM. Una apuesta de futuro" en Cuenca

    Presentación del informe "Industria en CLM. Una apuesta de futuro" en Cuenca

    Pero, además, en el caso de Cuenca, las pérdidas de población de concentran en los tramos de edad más jóvenes: En el periodo mencionado, la provincia se ha quedado sin el 21,85% de sus habitantes de entre 20 y 29 años; sin el 18,69% de los que tienen entre 30 y 39 y sin el 10,02% de los de entre 40 y 49. Sin embargo, los mayores de 50 años han aumentado un 28,24%.

    Buena parte de los que se han ido eran trabajadores de la industria, un sector que siempre ha sido débil en la provincia de Cuenca, pero que llegó a ocupar a 15.000 personas en 2008, antes de la crisis. Ahora sólo ocupa a 9.900, un 27,33% menos, según la EPA del último trimestre de 2018.

    Estos son algunos de los datos referidos a la provincia de Cuenca recogidos en el Informe sobre la “Industria en CLM. Una apuesta de futuro” elaborado por CCOO-Industria, cuyo secretario general lo ha presentado hoy en la capital conquense, acompañado del responsable provincial de la federación, Pedro Lucas, y de la secretaria general de CCOO-Cuenca, María José Mesas.

    “Más allá de que el Informe pone de manifiesto las numerosas debilidades de la provincia, también tenemos potencial que no está siendo optimizado. Cuenca requiere del Gobierno regional políticas concretas y específicas; y las requiere con urgencia porque hasta ahora lo que se viene haciendo no muestra ningún efecto”, reclamó Mesas.

    “Hace falta un plan industrial específico para la provincia, que ponga en valor los recursos con los que contamos. Hay que impulsar la industria agroalimentaria, de transformación y elaboración de nuestra producción agrícola; hay que atraer industrias manufactureras de todos los sectores ofreciendo suelo, servicios, infraestructuras; hay que aprovechar nuestra masa forestal -somos la segunda provincia de Europa con más monte público- para desarrollar una industria sostenible; hay que desarrollar nuestras muchas potencialidades para implantar empresas dedicadas a generar energías renovables -eólica, solar, tratamiento de biomasa…”, planteó la secretaria general de CCOO-Cuenca.

    “Efectivamente, del análisis de los datos disponibles, solo podemos concluir que la provincia de Cuenca presenta más debilidades que fortalezas. Por eso mismo necesita una atención más intensa que ninguna otra por parte de los gobiernos”, ha destacado Ángel León.

    Respecto a las ‘fortalezas’, el informe de CCOO solo destaca dos, la baja tasa de paro y el crecimiento de las exportaciones, pero además ambas requieren matizaciones.

    “La tasa provincial de paro (13,96%) está efectivamente por debajo de la regional (16,16%); y también es más baja la tasa de paro en la Industria (9,94% en Cuenca frente al 12,23% de media en CLM), pero se debe sobre todo a la pérdida de población activa”, señaló León.

    En cuanto a las exportaciones, Cuenca ha triplicado el valor de sus ventas al extranjero entre 2008 (162,7 millones de euros) y 2018 (478 millones); pero esta última cifra solo representa el 6,55% de las exportaciones totales de CLM.

    “Por el contrario, las ‘debilidades’ de Cuenca son muchas, graves y, lo que es peor, con tendencia a empeorar: a la mencionada pérdida demográfica y al envejecimiento acelerado de la pirámide poblacional se añade el bajo número de ocupados, los niveles salariales por debajo de la media regional en prácticamente todos los sectores, el débil tejido empresarial -el 52,28% de las empresas no tienen ningún asalariado, otro 44,04% no llegan a 10 y sólo el 0,2% pasan de 200- que además ha resultado aún más debilitado por la crisis (Cuenca ha perdido 1.273 empresas entre 2008 y 2018, el 8,53% de las que tenía)…”

    Esta debilidad tiene su mejor reflejo en la estructura productiva: Cuenca sigue siendo una provincia agrícola y muy poco industrializada: los ocupados conquenses en el sector primario supone el 21,44% todos los de la región; mientras que los ocupados en la Industria apenas representan el 8,44%. Sin industria no hay futuro”, recalcó León.

    “Cuenca es la provincia más débil de CLM en niveles de desarrollo industrial, y una de las más débiles de España”, señaló por su parte Pedro Lucas.

    “Sostener actividad económica en la provincia de Cuenca sin ligarla al desarrollo industrial, solo con el sector agrario y los servicios, lleva a la despoblación acelerada y al envejecimiento”

    “Sufrimos un retraso enorme en implantación y desarrollo industrial. Las soluciones están en que las administraciones se impliquen: necesitamos ampliar nuestras infraestructuras de comunicaciones, abaratar los servicios para atraer de industrias, y potenciar la formación del capital humano”, reclamó Lucas.

    Los responsables sindicales hicieron estas declaraciones antes de celebrar una asamblea con delegados y delegadas de CCOO-Industria en Cuenca, para intercambiar información sobre las circunstancias y retos concretos de sus respectivas empresas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.