CCOO hace una apuesta decidida por reforzar la formación en salud laboral para hacer frente a la altísima siniestralidad laboral en la región

  • En torno a medio millar de personas participan este año en los cursos de salud laboral de nivel básico que el sindicato imparte en las cinco provincias de la región. En los últimos seis años unas 3.000 personas se han formado gracias a CCOO.
  • El sindicato realiza también cursos sobre riesgos específicos dirigidos a trabajadores y trabajadoras en los que participan unas 300 personas de media al año.

Toledo, 22 de abril de 2019. Ante el déficit formativo en materia de prevención de riesgos laborales en nuestra región y la altísima siniestralidad en el trabajo, -somos la segunda comunidad autónoma donde se producen más accidentes laborales-, CCOO de Castilla-La Mancha hace una apuesta decidida por reforzar la formación en salud y seguridad laboral de los trabajadores y trabajadoras.

21/04/2019.
Curso básico de salud laboral en Albacete

Curso básico de salud laboral en Albacete

En 2018 el índice de incidencia, es decir, el número de accidentes laborales con baja por cada 100.000 personas trabajadoras, fue de 4.044,5 accidentes. Entre enero y febrero de este año este índice es de 312,5. En ambos casos nos situamos como la segunda comunidad con peores datos, denuncia la secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO CLM, Raquel Payo.

En el análisis por provincias la situación es aún más dramática, Guadalajara continúa registrando los peores datos, con una tasa de incidencia en 2018 de 5.023,8, es la provincia española con mayor siniestralidad laboral.

El hecho de ser la segunda comunidad autónoma en nuestro país con mayor índice de incidencia, es decir, la segunda comunidad donde las personas trabajadoras más se accidentan, pone de manifiesto que es necesario “mejorar la acción preventiva en las empresas, así como que los trabajadores y trabajadoras sean conscientes a los riesgos a los que pueden estar expuestos, de manera que las condiciones de trabajo no mermen en ningún caso su salud ni afecten a su vida”. Por ello, la importancia de la formación, “uno de los pilares esenciales” para hacer frente a la siniestralidad laboral, afirma Payo.

Dado el déficit formativo en prevención de riesgos laborales existente en nuestra comunidad autónoma, acrecentado en los últimos años ante el aumento de la precariedad laboral, CCOO de Castilla-La Mancha hacemos cada año un importante esfuerzo formativo, ofreciendo formación básica en salud laboral dirigida a nuestra afiliación, a los delegados y delegadas sindicales y a alumnado universitario, así como formación en materia de riesgos específicos dirigida a trabajadores y trabajadoras, muy demandada por ellos cuando conocen que tienen derecho a ella.

En este sentido, -explica Payo-, por sexto año consecutivo CCOO CLM, en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, a través del Aula de Estudios Laborales y de Seguridad Social UCLM-CCOO, está impartiendo cursos básicos de prevención de riesgos laborales, de 50 horas de duración, en las cinco provincias de la región. En torno a medio millar de personas se formarán este año gracias al sindicato.

En total unas 3.000 personas se han formado en salud laboral de nivel básico en los últimos seis años. Una formación sobre los derechos y deberes de las personas trabajadoras en materia preventiva, los órganos de participación en la empresa, cómo se desarrolla la organización preventiva y las responsabilidades empresariales, entre otras cuestiones.

En la formación de riesgos específicos participan de media unas 300 personas cada año.

Para CCOO la formación en salud laboral debe orientarse a conseguir la mayor participación activa de los representantes legales de los trabajadores en las actividades preventivas en las empresas con el objetivo de mejorar la acción preventiva, porque “la eficacia de las intervenciones preventivas en los centros de trabajo está directamente relacionada tanto con la capacidad del personal para integrar la prevención en la gestión general de la empresa, así como con la capacidad de implicar a todos y todas en las actividades preventivas concretas”, remarca Payo.

Combatir la lacra de la siniestralidad laboral es uno de los principales retos para CCOO de Castilla-La Mancha que cada día, en cada centro de trabajo, vela porque se cumplan las medidas de prevención de riesgos laborales. De ahí la importancia de la presencia del sindicato en las empresas para conseguir un entorno de trabajo seguro y saludable.

CCOO recuerda que el empresariado tiene la obligación legal de proteger la salud y la seguridad de sus empleados y empleadas con unas medidas de prevención de riesgos laborales suficientes en los centros de trabajo, así como el deber de formarles en materia preventiva. La prevención es fundamental para evitar accidentes y enfermedades laborales, pero lamentablemente siguen produciéndose incumplimientos en materia preventiva, principal causa de la siniestralidad en los tajos, concluye la secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO CLM.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.