Las limpiadoras de las consejerías de Sanidad y de Bienestar Social inician movilizaciones para denunciar que Raspeig-Netalia no les paga sus salarios

    Toledo, 23 de abril de 2019. Las 17 mujeres y dos hombres que limpian la sede de las consejerías de Sanidad y de Bienestar Social en Toledo se han concentrado esta mañana bajo la lluvia, durante su cuarto de hora del bocadillo, para exigir a la empresa adjudicataria del servicio, Raspeig-Netalia, y al Gobierno de CLM, que les paguen sus salarios del mes de marzo.

    23/04/2019.

    URL | Código para insertar

    Concentración de trabajadoras de Raspeig de la Bienestar Social y Sanidad

    Concentración de trabajadoras de Raspeig de la Bienestar Social y Sanidad

    “Queremos empresas que paguen nuestro trabajo”, “Raspeig culpable, la Junta responsable”, ha coreado durante la concentración, que seguirán realizando todos los días hasta que cobren lo que se les debe; y a la que se han sumado trabajadoras de otros servicios adjudicados por la JCCM y por la Diputación de Toledo al grupo Raspeig-Netalia en la provincia de Toledo.

    “Llevamos un mes sin cobrar y esto va para largo. Esta empresa debe dinero a mucha gente, tiene impagos en toda Castilla-La Mancha, en toda Valencia, en todo Alicante… y aquí no nos dan soluciones. Se supone que había un acuerdo (de la consejería de Hacienda con la empresa) de que no nos iba a faltar nuestro sueldo, ese acuerdo no sabemos cuál es o cual no es, pero el sueldo no ha llegado”, ha explicado a los medios de comunicación una de las trabajadoras, Verónica Petronila, que actuó de portavoz de sus compañeras y compañeros.

    “En mi caso, mi marido y yo trabajamos para esta empresa ¿Quién da de comer a mi hijo? ¿Quién paga las letras del banco? Pero hay otros casos más…, tengo compañeras que son solas para mantener hijos y para mantener casa. Nosotros venimos todos los días a trabajar, llegamos aquí a las siete, nos pagamos el transporte para venir… ¿para qué? ¿para no recibir nada? No es justo.”

    “Nosotros, en cambio si le decimos al banco que no le pagamos una letra… ¿qué hace el banco? Nos cobra más, y si puede nos quita nuestra casa ¿Por qué este hombre (Enrique Blanco, propietario del grupo Raspeig-Netalia) si no paga… por qué no lo echan? Si no puede pagar, si no tiene dinero, que se vaya, pero que nos deje en paz”, exigió Petronila.

    Los impagos del grupo Raspeig-Netalia afectan también en Toledo a las 15 mujeres que se ocupan de la limpieza de Oficinas Comarcales Agrarias de la consejería de Agricultura en la provincia, que aún no han cobrado ni una sola nómina en todo lo que va de 2019.

    Se suponía que el consejero de Hacienda, Juan Francisco Ruiz Molina, había establecido una fórmula para garantizar que Netalia-Raspeig no dejara de pagar puntualmente sus nóminas a las trabajadoras, pero para desgracia de las mujeres y de sus familias, el mecanismo parece que no funciona.

    Recientemente, la Diputación de Toledo añadió otras 31 trabajadoras al plantel de mano de obra femenina que las instituciones tienen a bien poner a disposición del propietario de Raspeig, Enrique Blanco, al que ha adjudicado la limpieza de la Residencia San José.

    “Este señor ni siquiera ha aparecido todavía por nuestro centro de trabajo, aunque tiene la contrata desde el día 16. Ni ha facilitado ropa de trabajo, ni tenemos mutua, ni cubre vacantes…”, indicó María del Mar López Sabido, delegada sindical de las limpiadoras de la Residencia san José, que se sumó a la concentración de sus compañeras de Sanidad y Bienestar Social.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.