CCOO apuesta por un gobierno de izquierdas, construido con la corresponsabilidad de todas las formaciones de izquierda y que acometa las reformas necesarias

    Toledo, 3 de julio de 2019. Comisiones Obreras apuesta porque en este país haya un “gobierno de izquierdas, con un programa de acción mirando a la izquierda y construido con la corresponsabilidad de todas las formaciones de izquierda del arco parlamentario”. Un gobierno que reconozca el valor del diálogo social, de la interlocución de los agentes sociales en la construcción de las políticas económicas, sociales y laborales y que ponga en el primer lugar de la agenda política la reforma laboral, la de pensiones, la fiscal y el cambio de patrón de crecimiento.

    03/07/2019.

    URL | Código para insertar

    Asamblea de delegados y delegadas en Toledo

    Asamblea de delegados y delegadas en Toledo

     

    Así lo ha manifestado el secretario confederal de Organización de CCOO, Fernando Lezcano, en declaraciones a los medios de comunicación junto con el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, y el secretario general de CCOO de Toledo, José Luis Arroyo, antes de participar en la capital regional en una asamblea con más de 250 delegados y delegadas sindicales para analizar las reivindicaciones del sindicato ante el nuevo ciclo político.

    Lezcano ha insistido en la necesidad de derogar la reforma laboral, que lo que ha hecho es devaluar el factor trabajo y las condiciones laborales. “La realidad del mercado laboral es de suma precariedad, especialmente para las personas jóvenes, mujeres e inmigrantes. De cada 100 contratos solo 9 son indefinidos, el 91% de los contratos son temporales y se impone el contrato a tiempo parcial frente al indefinido.

    En la anterior legislatura alcanzamos un principio de acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez en materia de reforma laboral. El PSOE incluye en su programa electoral no la derogación de la reforma laboral, sino la negociación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores y Trabajadoras para el siglo XXI. “CCOO estamos totalmente de acuerdo en negociarlo, pero en lo que no vamos a caer es que esto se convierta en un señuelo para no acometer las modificaciones de la reforma que estaban acordadas”, ha advertido Lezcano.

    “La vigencia de los convenios colectivos mientras no son sustituidos por uno nuevo o la prevalencia del convenio colectivo sectorial sobre el empresa son cuestiones esenciales que de no modificarse no dan confianza para negociar un nuevo Estatuto más ambicioso”.

    Lezcano ha señalado que “lo que no va a hacer CCOO es pasarse cuatro años de legislatura encerrado en los despachos negociando un Estatuto sin que la gente con nombres y apellidos note los cambios por la acción de gobierno”.

    Asimismo, CCOO reclama la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, cuya finalidad solo es rebajar las pensiones. Hay que garantizar pensiones dignas, incrementando los ingresos del sistema y garantizando un empleo de calidad.

    Otra de las reivindicaciones del sindicato es el cambio del patrón de crecimiento, porque “estamos volviendo a crecer sobre las mismas bases por las cuales el estallido de la crisis fue más grave en nuestro país, en sectores de poco valor añadido y poca cualificación de sus trabajadores y trabajadoras, lo que permite acumular beneficios por parte de las empresas, pero que no redunda en beneficios para las personas trabajadoras y para la mayoría social”.

    Así, el secretario confederal de Organización de CCOO ha abogado por políticas industriales que permitan que nuestros productos compitan en el mercado internacional por la calidad y no por los bajos costes salariales, políticas basadas en la innovación, investigación y el desarrollo.

    Pero para que todo esto se pueda llevar a cabo son necesarios recursos públicos suficientes. “Este país necesita una reforma fiscal que garantice ingresos suficientes para políticas sociales. Esto es una cuestión de justicia social, quien más tiene que más pague”.

    Por su parte, el secretario general de CCOO CLM también ha insistido en reclamar políticas progresistas y en revertir los recortes de la última década. Tras más de cuatro años de crecimiento económico continuado, la ciudadanía está reclamando de la acción política un cambio en sus políticas, principalmente en las sociales y en las económicas.

    De la Rosa ha puesto en valor la “voluntad decidida” de tener en la región un diálogo social permanente demostrada ayer por el presidente en funciones Emiliano García-Page en el discurso de investidura, “lo que tiene que llevar a cambiar las cosas en Castilla-La Mancha”.

    En este marco de diálogo social, CCOO CLM va a proponer al Ejecutivo regional un “gran pacto por el empleo”, que apueste por la estabilidad y la calidad del trabajo, lo que nos va a permitir también atajar la siniestralidad laboral, pues la precariedad laboral provoca una mayor accidentalidad en los centros de trabajo.

    Castilla-La Mancha no se puede permitir ser la comunidad autónoma con mayor siniestralidad laboral. El empresariado tiene la responsabilidad de proteger la salud y la vida de sus empleados y empleadas, no se trata de criminalizar a nadie, pero hay que cumplir la legislación en materia de salud laboral, lo que permitiría eliminar más de 90% de los accidentes laborales que se producen. Para atajar esta lacra también es necesaria la inversión por parte de la Administración y aumentar los recursos de la Inspección de Trabajo.

    Asimismo, De la Rosa ha insistido en hacer un llamamiento al empresariado a que cumplan con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, “no intentando hacer trampas” y con el registro de la jornada laboral, lo que va a permitir hacer aflorar las horas extra que ni se pagan a los trabajadores y trabajadoras ni se cotizan a la Seguridad Social.

    Por último, el secretario general de CCOO de Toledo ha hecho hincapié en la necesidad de combatir la siniestralidad laboral. “No es sostenible que tengamos estas tasas de siniestralidad en el trabajo, un problema que se ha visto agravado con la reforma laboral”.

    “En estos momentos en los que se habla de inversiones y proyectos, somos capaces de sacrificar un kilómetro de autovía, pero no estamos dispuestos a seguir sacrificando nuestra salud y nuestra vida”, ha remarcado Arroyo.

    “La salud laboral no puede ser un cálculo de la cuenta de balance de resultados de las empresas, debe ser un objetivo principal y debe integrarse en la actividad productiva de las mismas. A los empresarios incumplidores hay que obligarles a cumplir la ley y en caso contrario castigarles”.

    El secretario general de CCOO de Toledo ha hecho un llamamiento a participar en la concentración contra la siniestralidad laboral convocada esta tarde a las 20.30 en la Plaza de Zocodover.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.