CCOO denuncia la agresión a un funcionario en la prisión de Alcázar de San Juan

    Ciudad Real, 15 de julio de 2019. Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha denuncia la agresión este sábado a un trabajador penitenciario en el módulo de respeto en la cárcel de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), con lesiones a un compañero y la necesidad de intervención de cuatro funcionarios.

    15/07/2019.

    Mientras que los trabajadores penitenciarios están siendo agredidos permanentemente, el Ministerio del Interior mira para otro lado, denuncia Rafael Correas, delegado sindical de CCOO en la cárcel de Alcázar de San Juan, quien denuncia el “profundo deterioro” que el servicio público de prisiones padece en estos momentos.

    “Degradación del servicio público que supone una serie de riesgos para el personal penitenciario, como lo es el caso de que en estos momentos no exista personal médico alguno en esta cárcel, por encontrarse de vacaciones el único médico que hay”, advierte Correas.

    “A esta difícil situación no ayuda nada que los gestores penitenciarios hagan dejación de funciones, como en este caso donde no se adoptó por parte de los responsables del centro ninguna medida para proteger al personal penitenciario ante la agresión padecida”, denuncia.

    CCOO ha reiterado en diversas ocasiones la denuncia de que este módulo de respeto donde se produjo la agresión tiene una clasificación nula, y eso crea un foco de conflictividad permanente, que se repite de una forma constante cada día, sin que se tomen medidas al respecto.

    El sindicato también denuncia que estas situaciones guardan estrecha relación con la patología psiquiátrica de una importante parte de la población penal, que no tiene la atención especializada que necesita en un medio como la prisión, que no es el adecuado para tratar la salud de estas personas.

    Todo ello unido a la endémica falta de personal en esta prisión, sin el personal necesario de vigilancia, tratamiento o sanitario que tienen el contacto más directo con los reclusos, lo que junto a una plantilla envejecida, incrementan los riesgos laborales de salud para el personal que presta servicio en estas condiciones tan precarias.

    El sindicato lleva denunciando insistentemente la desidia del Ministerio del Interior ante las agresiones en las prisiones, con cifras cercanas a las 500 anuales y frente a las que es incapaz de dar respuestas. España se sitúa a la cabeza de Europa de agresiones a su personal penitenciario, el cual puede ser agredido hasta en tres ocasiones durante su vida laboral.

    CCOO exige respuestas a las causas de las agresiones y no una política de propaganda para tratar de ocultarlas que es la que se viene desarrollando por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Es necesaria una política que trate las patologías psiquiátricas que se manifiestan en las prisiones por falta de la atención sanitaria necesaria y que guardan relación con el 60% de las agresiones, reclama Correas.

    Asimismo, CCOO exige una Oferta Extraordinaria de Empleo que cubra las 3.500 vacantes presupuestadas y sin personal, que están en el origen del 30% de las agresiones; y exige la aplicación estricta de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a todo el personal penitenciario, no se puede excluir al personal en contacto con los internos.

    “Las agresiones no pueden formar parte de la actividad ordinaria del personal penitenciario, no entran en nómina y porque con agresiones la reinserción no es posible”, concluye Correas.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.