En el centenario de la jornada laboral de 8 horas, CCOO CLM denuncia el abuso y el fraude con las horas extra

    Toledo, 30 de septiembre de 2019. Mañana 1 de octubre se cumplen cien años de la entrada en vigor en España de la jornada laboral de 8 horas. El Real Decreto de 3 de abril de 1919 regulaba que “la jornada máxima legal será de ocho horas al día o cuarenta y ocho semanales en todos los trabajos a partir del 1 de octubre”. España fue el primer país de Europa en establecer por ley esta limitación de jornada.

    30/09/2019.
    Paco de la Rosa

    Paco de la Rosa

    Un logro fruto de la reivindicación y de la lucha de la clase obrera de este país por conseguir reducir y regular la jornada de trabajo.

    Cien años más tarde, -cuando el propósito es avanzar hacia una racionalización horaria que permita una mejor compatibilización y conciliación de la vida laboral, personal y familiar. Esta es la dirección en la que CCOO estamos trabajando a través del diálogo social y la negociación colectiva-, nos encontramos con que un importante número de trabajadores y trabajadoras exceden la jornada laboral de 8 horas, 40 semanales, que es lo que establece el Estatuto de los Trabajadores como jornada legal de trabajo máxima, denuncia el secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa.

    Trabajadores y trabajadoras que, -en un mercado laboral fragmentado y fuertemente precarizado, con la aparición de nuevas formas de trabajo y con una reforma laboral que posibilita que el empresariado obligue a la realización de horas extra-, tienen jornadas laborales extenuantes, sin que a la mayoría de ellos se les paguen las horas extra ni se les compense con tiempo, suponiendo esto un importante perjuicio para ellos y para el conjunto de la ciudadanía, pues estas horas no se están cotizando tampoco a la Seguridad Social. Un exceso de horas extra que no se vincula solo con la precariedad, pues se da también en personas con empleos indefinidos y a tiempo completo, explica De la Rosa.

    Existe en nuestro país y en nuestra región una importante bolsa de fraude con las horas extra. Según un reciente estudio elaborado por el sindicato, en un trimestre más de 54.000 personas trabajadoras realizan horas extra en Castilla-La Mancha, a 27.700 no se les pagaron, mientras que a 26.500 sí que se les remuneraron.

    Cada semana se realizan en nuestra región unas 89.000 horas extra que no se pagan ni se cotizan a la Seguridad Social. Con estas horas se podrían crear 2.612 empleos a jornada completa, lo que contribuiría a paliar la situación de desempleo y de necesidad en la que se encuentran muchas familias en nuestra región.

    La media de horas extra que se realizan por trabajador es de 10,5 horas a la semana. No hay diferencias significativas entre comunidades autónomas, la gran mayoría oscila en torno a 10 y 11 horas semanales de prolongación de la jornada, si bien Castilla-La Mancha es junto con Andalucía la comunidad autónoma donde cada persona afectada trabaja más horas extra no pagadas.

    Con estas hora extra que no se pagan, las empresas de nuestra región se están ahorrando al año 355 millones de euros.

    Desde el pasado 12 de mayo, las empresas están obligadas a registrar la jornada laboral de sus empleados y empleadas, en virtud del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Una medida aplaudida por CCOO, que venía reclamándolo, porque es necesario y urgente mejorar las condiciones laborales, facilitar la conciliación y poner freno a los abusos empresariales.

    No obstante, el secretario general de CCOO CLM señala que el registro de la jornada laboral por sí solo no va a ser suficiente para frenar el abuso y el fraude con las horas extra, sino que es imprescindible para lograr este objetivo modificar la reforma laboral, que dotó al empresariado de un mayor poder para imponer las condiciones de trabajo, desequilibrando de esta forma las relaciones laborales.

    Por último, CCOO de Castilla-La Mancha remarca que el futuro del empleo en este país y en esta región pasa indudablemente por la mejora de las condiciones laborales, -no podemos seguir teniendo una legión de trabajadores precarios-, y en este sentido apostamos, entre otras medidas, por ir hacia una racionalización de los horarios, facilitando que las personas puedan compatibilizar su trabajo con su vida personal y familiar, favoreciendo la igualdad y la corresponsabilidad.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.