#EsElMomentoDeCambiarLasReglas, acto Sindical en Albacete para exigir Trabajo Decente

    Albacete, 8 de octubre de 2019. Con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente, CCOO Albacete ha organizado un Acto sindical en el Aula Magna del Edificio Jurídico Empresarial de la UCLM en Albacete, en el que han intervenido la secretaria general de CCOO Albacete, Carmen Juste; el secretario de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO, Carlos Gutiérrez; el director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad de Castilla-La Mancha, Juan Díaz Rokiski; y el director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo en España (OIT), Joaquín Nieto.

    08/10/2019.
    Acto sindical en Albacete con motivo de la Jornada por el Trabajo Decente

    Acto sindical en Albacete con motivo de la Jornada por el Trabajo Decente

    Carmen Juste ha manifestado que “para CCOO el trabajo decente es uno de nuestros grandes objetivos; forma parte de nuestro ADN. Para conseguirlo hemos peleado, seguimos luchando por él y lo reivindicaremos siempre. El trabajo decente se consigue democratizando las relaciones laborales; combatiendo la individualización de éstas; contando con derechos laborales individuales y colectivos, universales y potentes. Estos son un componente esencial del trabajo decente. Pero aunque suene bien, no está conseguido. Hay algunos colectivos de trabajadores que gracias a su lucha, están consiguiendo abrirse camino y acercarse a conseguir estos objetivos. Pero esto no es así para la mayor parte de los trabajadores y trabajadoras; estas conquistas solo se consiguen contando con sindicatos fuertes en la empresa y en la sociedad. Sin los trabajadores organizados a través de sus sindicatos, no es posible acabar con ese trabajo indecente” ha remarcado Juste.

    “El trabajo decente lleva implícito, un desarrollo económico más sostenible que haga posible, la distribución solidaria de los beneficios, de las plusvalías que produce nuestro trabajo. Se trata de que a todas y todos nos llegue parte de la riqueza que generamos. Y que esta no se concentre sólo en unos pocos. El trabajo decente nos hace a todos más iguales. Generar empleos dignos significa potenciar de verdad un crecimiento socio económico justo y equitativo. Debemos construir futuro con trabajo decente. Por eso el sindicato debe aprovechar cualquier foro para hacer un firme llamamiento tanto a los empresarios, como a los gobiernos y a las administraciones públicas, para que sean valientes. Por un lado, a los Gobiernos para que incrementen inversiones públicas importantes, para que capten empresas que se instalen en nuestra provincia. Empresas que potencien la creación de nuevos puestos de trabajo, estables y con salarios dignos. Por otro lado, a los empresarios, pues tienen una gran responsabilidad social. Deben crear nuevos empleos, y devolver a la sociedad parte de los sacrificios económicos que hemos hecho los trabajadores y las trabajadoras durante la larga crisis. Debemos recuperar de nuevo la calidad de los servicios públicos y los derechos de los empleados públicos, porque a través de estos es como se consigue mayor igualdad, y mejor calidad de vida de todas las personas” ha expuesto la dirigente sindical.

    “CCOO incidíamos en estos días cercanos al 7 de octubre que hay que apostar por el sector de los cuidados. Ya que este sector podría crear muchos nuevos empleos si estos cuidados los dejasen de realizar exclusivamente las familias y se aumentase la financiación para profesionalizar este trabajo, con mejores condiciones laborales. En definitiva, para acabar con el trabajo indigno y de mala calidad, que no permite a las personas tener un proyecto de vida estable, necesitamos que la política trabaje para mejorar la vida de las personas” ha subrayado Juste.

    La responsable sindical ha abordado en profundidad la problemática de la eventualidad “la temporalidad se ha instalado en nuestro sistema de relaciones laborales. Y en nuestra sociedad. Y esa temporalidad viene para quedarse. Los empresarios, los poderes económicos y la derecha política han apostado fuerte porque esta situación no tenga vuelta atrás. Con trabajos eventuales es más difícil que las personas trabajadoras seamos reivindicativas. Y la consecuencia es que los salarios se han devaluado, las relaciones laborales se han hecho más frágiles y cada vez menos democráticas y los empresarios han ajustado sus plantillas, aprovechando la eventualidad para reducir empleos y conseguir aumentar sus beneficios empresariales en el corto plazo. Y en el largo plazo, nuestros queridos poderes económicos no quieren ni oir hablar de justicia social, ni de igualdad, ni de cambio de modelo productivo. Su apuesta es por los bajos salarios y por la precariedad en el empleo y no por la del valor añadido que es la que necesitamos” ha manifestado Juste.

    Así mismo, Juste ha indicado que “la crisis y la reforma laboral han destrozado el mercado de trabajo en Albacete, como en el resto de nuestro país. Y nuestra provincia es una de las que más le está costando volver a crecer con una distribución justa de la riqueza. En el 2018 se hicieron en nuestra provincia, 205.000 contratos eventuales y de ellos 60.000 eran a tiempo parcial. Hoy tenemos más de 30.000 trabajadores eventuales en la provincia de Albacete, con trabajos precarios y entre ellos no contamos a los temporeros. Albacete no puede soportar esta precariedad. Entre trabajadores eventuales y fijos a tiempo parcial, son ya casi el 50% de todos los que hoy tenemos trabajo. Así no es posible conquistar el futuro. El salario medio en Albacete es de 16.132 euros/año. Las mujeres y los jóvenes tenemos una fuerte discriminación salarial. Las mujeres tenemos una brecha de género del 22% en nuestra provincia” ha manifestado Juste.

    Para concluir, Juste ha hecho mención a las próximas elecciones políticas “tenemos por delante un nuevo proceso electoral. Unas elecciones políticas el próximo día 10 de noviembre. Y no podemos dejar que las derechas vuelvan a tomar posiciones. Debemos seguir apostando por un gobierno de progreso que cambie las reglas del juego y que tenga como prioridad a los trabajadores y trabajadoras. A los parados, a los pensionistas, a las mujeres, a nuestros jóvenes y los servicios públicos. Así que no dejemos de ir a votar ese día porque el futuro del trabajo decente está en juego” ha concluido la responsable sindical de CCOO Albacete.

    Por su parte, Carlos Gutiérrez, Secretario de Juventud y Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO ha manifestado que “el trabajo no es un apéndice, no es algo baladí, no es algo secundario en nuestras vidas; el trabajo es el sostén y es el pilar fundamental sobre el que los trabajadores podemos construir una vida digna y podemos tener el control sobre nuestras vidas; cuando hablamos de trabajo decente hablamos de estabilidad en el empleo, de salarios decentes que nos permitan llegar a fin de mes y permitan construir proyectos de vida; hablamos de desarrollo y promoción profesional y de las posibilidades de conciliar la vida laboral con nuestra vida personal y familiar”.

    Por otra parte, Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT en España ha indicado que

    “el trabajo no es una mercancía, el trabajo es algo que tiene derechos y esos derechos son los que van a constituir esa idea del trabajo decente, que es el acceso a un empleo con derechos, sin discriminación, en condiciones de salud y seguridad; con una remuneración que permita vivir dignamente y con protección social; eso es el trabajo decente”.

    “Con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente es importante ver que recorrido hace falta todavía en el mundo para alcanzar el trabajo decente. Hay 52 millones de niños y de niñas que están trabajando y no deberían estar trabajando, deberían estar en la escuela. Hay 15 millones de esclavos. Hay 200 millones de personas que buscan un trabajo y no lo encuentran, 70 de ellos jóvenes. De los que tienen un trabajo, que son 3.000 millones de personas en el mundo, el 60% están en la economía informal; hay una discriminación clara en el caso de las mujeres que se ocupan de unos trabajos no remunerados, los de cuidados, de manera mucho más importante que los hombres; sin embargo las mujeres tienen más dificultades para acceder al mercado de trabajo y cuando acceden lo hacen en peores condiciones y cobran menos; sufren una brecha salarial” ha indicado Nieto.

    “Hay 2.800.000 personas que mueren al año a causa de los accidentes y las enfermedades laborales. Hay 300 millones de trabajadores y trabajadoras que a pesar de trabajar no salen de la situación de pobreza extrema. No logran llevar a casa 1,9 dólares al día para poder sobrevivir. Y 800 millones en lo que se llama pobreza moderada que no logran llevar algo más de 3 dólares a casa. Esa situación se extiende por todo el mundo, en todos los países hay pobreza laboral. El 55% de los trabajadores no tienen protección social. Si el 60% están en la economía informal, eso significa que no tienen derechos y que tampoco tienen protección social. Todos estos son los desafíos que tenemos por delante” ha dicho Nieto.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.